FABRICACIÓN

El proceso de fabricación de CARDIOSMILE se desarrolló a lo largo de diez años. Su proceso patentado único combina un conjunto de condiciones de proceso nunca antes vistas, razón por la cual nuestra planta fue diseñada y construida internamente, trabajando con socios de la industria para cumplir con las pautas GMP más estrictas. El proceso en sí consta de muy pocos pasos unitarios, principalmente la creación de una emulsión de lípidos en agua, para luego cristalizar las partículas de lípidos y producir una dispersión submicrónica estable con un alto contenido de esteroles. Nuestros expertos acumulan conjuntamente varias décadas de experiencia, lo que hace que nuestro proceso sea prácticamente irrepetible.

Actualmente, nuestra planta única en su tipo ubicada en el corazón de Chile tiene la capacidad de fabricar 1.000.000 de unidades Cardiosmile por año, aunque nuestra visión incluye planes para crear capacidad en otros países según lo requiera la demanda.

¿QUÉ SON LOS ESTEROLES
VEGETALES?

Son sustancias naturales presentes en alimentos como legumbres, frutas y verduras. Se podría decir que son como el “colesterol” de los vegetales, porque su estructura molecular es muy similar a la del colesterol, y al igual que este, realizan una función estructural en los organismos que los contienen.

Lo que hace que los esteroles vegetales sean tan beneficiosos es que sus componentes bloquean la absorción tanto del colesterol endógeno (producido por el hígado) como del colesterol exógeno (proveniente de alimentos de origen animal) en el intestino. Es así como ayudan a controlar los niveles de colesterol en tu organismo y contribuyen a la prevención de enfermedades cardiovasculares y otras afecciones provocadas por desviaciones metabólicas.

Varios metanálisis informan que una ingesta diaria de 2 gramos de esteroles vegetales reduce el colesterol entre un 10 % y un 15 % (Demonty, 2009; AbuMweis, 2008; Ras, 2013). Los mecanismos sugeridos para reducir el colesterol son (De Smet, 2012): inhibir la absorción de colesterol en el enterocito, inhibir su reesterificación y así evitar su incorporación a las lipoproteínas y expulsar el colesterol no esterificado de vuelta a la luz intestinal.

NOVEDAD
Nano-dispersión

Debido a la estructura química y la baja solubilidad de los esteroles vegetales, deben formularse correctamente para obtener beneficios óptimos para la salud. Tradicionalmente se ha hecho por esterificación con ácidos grasos de origen vegetal que permiten una mayor solubilidad en grasas, y luego se incorporan a la margarina, la leche o el yogur.

Después de varios años de investigación, NUTRARTIS creó CARDIOSMILE, el primer producto en incorporar 2 gramos de esteroles vegetales sin grasa. Esto se logra reduciendo las partículas de esteroles vegetales a un tamaño submicrónico (promedio de 400 nm), lo que permite que las partículas permanezcan dispersas en el agua de manera estable con un uso mínimo de tensioactivos.